INDEMNIZACION AGRAVADA ANTE DESPIDO POR CAUSA DE MATRIMONIO

En el Título VII “Trabajo de Mujeres”, Capitulo III de la Ley de Contrato de Trabajo, establece que se considera que el despido responde a causa de matrimonio, cuando fuese dispuesto sin invocación de causa por el empleador, o no fuere probada la que se invoque, cuando el despido se produjere dentro de los tres meses anteriores o seis posteriores al matrimonio. En este caso, el empleador abonará una indemnización equivalente a un año de remuneraciones sin perjuicio de las restantes que pudieren corresponder. La Corte Suprema ha resuelto el 24/09/20 en el fallo “P. F.R. c/ Minera Santas Cruz S.A. s/ Despido”, que en el nuevo paradigma sociocultural vigente los cónyuges tienden a asumir por igual las responsabilidades familiares, por lo que no puede interpretarse que los estimulos del empleador para despedir a quienes contraen matrimonio se suscitan solamente en el caso de las mujeres trabajadoras; tanto mujeres como hombres estan protegidos por el sistema fijado por el Capítulo III y tienen derecho a percibir la indemnización agravada allí establecida.