Definiciones

Trabajo

Es toda actividad lícita que se preste a favor de quien tiene la facultad de dirigirla, mediante una remuneración. El trabajo no se presume gratuito. El hecho de la prestación de servicios hace presumir la existencia de un contrato de trabajo.

 

Condiciones de Trabajo

En ningún caso podrán pactarse condiciones de trabajo menos favorables para el trabajador que las dispuestas en las normas legales o convenciones colectivas de trabajo.
Las Convenciones Colectivas de Trabajo que contengan normas más favorables a los trabajadores, serán válidas.

 

Modificación de la modalidad de trabajo

Si bien el empleador esta facultado para introducir cambios relativos a la forma y modalidades de la prestación de trabajo –ius variandi-, éstos no podrán importar un ejercicio irrazonable de esa facultad, ni podrán alterar modalidades esenciales del contrato –horario, lugar de trabajo, remuneración, categoría-, ni causar perjuicio material o moral al trabajador.
En estos casos, al trabajador le asiste la posibilidad de optar por considerarse despedido sin causa –con derecho al cobro de indemnizaciones-, o accionar persiguiendo el restablecimiento de las condiciones alteradas.

 

Facultades disciplinarias

El empleador puede aplicar medidas disciplinarias que deberán ser proporcionadas a la falta o incumplimiento.
El empleado, dentro de los 30 días de notificada la medida, podrá cuestionar su procedencia y el tipo o extensión, a fin que se la suprima, sustituya por otra o limite. Vencido ese plazo la sanción se tendrá por consentida.

 

Certificado de trabajo

Cuando el contrato de trabajo se extingue por cualquier causa, el empleador debe entregar un certificado de trabajo; si dicho certificado no es entregado en la forma y plazos establecidos por la ley, el empleador será sancionado con una indemnización a favor del trabajador equivalente a tres veces la mejor remuneración mensual, normal y habitual percibida durante el último año, o tiempo de servicio si fuere menor.

 

Período de prueba

El contrato de trabajo por tiempo indeterminado –excepto el trabajo de temporada-, se entiende celebrado a prueba durante los primeros tres meses de vigencia. La relación laboral podrá ser extinguida durante ese lapso sin expresión de causa, sin derecho a indemnización, pero con obligación de preaviso conforme lo establece la LCT.
El empleado tendrá derecho durante este período a las prestaciones por accidente o enfermedad del trabajo y accidente o enfermedad inculpable, en los términos establecidos por la ley.
El empleado debe ser registrado, caso contrario se entenderá que el empleador  ha renunciado a dicho periodo. Se debe efectivizar el pago de aportes y contribuciones a la Seguridad Social.

 

Prohibición despido por causa de matrimonio

Se considera que el despido responde a matrimonio cuando sea dispuesto sin invocar causa –o no se pruebe la invocada-, cuando se produzca dentro de los tres meses anteriores o seis posteriores al matrimonio, siempre que se haya notificado fehacientemente el mismo. En caso de incumplimiento se tendrá derecho a percibir indemnización agravada.

 

Jornada de trabajo

Es todo el tiempo durante el cual el trabajador esté a disposición del empleador en tanto no puede disponer de su actividad en beneficio propio. Entre cese de una jornada e inicio de la otra debe mediar una pausa no inferior a doce horas. La jornada máxima legal será de ocho horas diarias o cuarenta y ocho horas semanales –existen excepciones legales-. En caso de trabajo nocturno (entre la hora veintiuna y la hora seis del día siguiente), no podrá exceder de siete horas. En tareas o condiciones declaradas insalubres no podrá exceder de seis horas diarias o treinta y seis semanales.

 

Accidentes y enfermedades inculpables

Son los accidentes y enfermedades que no guardan relación con el trabajo. Cada accidente o enfermedad que impida prestar servicio no afecta el derecho a percibir el salario durante determinados periodos establecidos por la ley, que varían según la antigüedad del trabajador y existencia o no de cargas de familia. Se debe dar inmediato aviso de la enfermedad o accidente y del lugar donde se encuentre, en el transcurso de la primera jornada de trabajo respecto de la cual no se puede concurrir. Se debe permitir el control por el facultativo designado por el empleador. Vencido el periodo de suspensión, si el trabajador no puede volver al empleo, el empleador debe conservar el puesto por un año.

 

Renuncia al empleo

La renuncia debe formalizarse –como requisito de validez-, mediante telegrama colacionado cursado personalmente por el trabajador, o ante el Ministerio de Empleo Trabajo y Seguridad Social. El envío es gratuito. En caso de ser presionado u obligado a enviar un telegrama de renuncia debe impugnarse la validez legal del acto lo antes posible.

 

Prescripción

Las acciones relativas a créditos provenientes de las relaciones individuales de trabajo, y en general, de disposiciones de convenios colectivos y disposiciones legales o reglamentarias del derecho del trabajo, prescriben a los dos años.